COMPILACIÓN DE TEXTOS DE DESOBEDIENCIA CIVIL

Posted 11:26 by FRANCISCO REY in Etiquetas: ,


Este volumen  es una compilación de textos que lleva el título Desobediencia Civil, reúne textos de autores clásicos que consideramos indispensables para una comprensión de la resistencia civil contra políticas y regímenes injustos y opresivos





ÍNDICE 

1. Norberto Bobbio
Definición de Desobediencia Civil

2. Platón
Apología de Sócrates
Critón o del deber

3. John Locke
De la usurpación
De la tiranía
De la disolución del gobierno

4. Óscar Godoy Arcaya
Absolutismo, tiranía y resistencia civil en el pensamiento político de John Locke

5. Henry David Thoreau
Del deber de la desobediencia civil

6. León Tolstoy
Á los hombres políticos

7. Giuseppe Mazzini
Los deberes del hombre

8. Pietro Ameglio Patella
Lucha social gandhiana: de la resistencia pasiva al satyagraha
Desobediencia civil: un paso más allá en lo legal

9. Nelson Mandela
La resistencia secreta

10. Martin Luther King
Carta desde la cárcel de Birmingham

11. Bertrand Russell 
La desobediencia civil y la amenaza de guerra nuclear

12. Noam Chomsky
Sobre la resistencia
Suplemento a “Sobre la resistencia”

13. Erich Fromm
La desobediencia como problema psicológico y moral14. Hannah Arendt
La Desobediencia Civil

15. John Rawls
El deber y la obligación

16. Ronald Dworkin
Los derechos en serio
Desobediencia civil

17. Jürgen Habermas
Otoño de 1983 o la neutralización moral del derecho

18. Ariel H. Colombo
Desobediencia civil y democracia directa

19. Arato y Cohen
Desobediencia civil y sociedad civil

20. Michael Randle
Dinámica de la acción no violenta

Descarga en formato pdf

  00_Sinopsis_general.pdf
  01_norberto_bobbio.pdf
  02_platon.pdf
  03_john_locke.pdf
  04_oscar_godoy.pdf
  05_thoreau.pdf
  06_leon_tolstoi.pdf
  07_giuseppe_mazzini.pdf
  08_pietro_ameglio.pdf 
 09_nelson_mandela.pdf
  10_luther_king.pdf
  11_bertrand_russell.pdf
  12_chomsky.pdf
  13_fromm.pdf
  14_hannah_arent.pdf
  15_john_rawls.pdf
  16_ronald_dworkin.pdf
  17_jurgen_habermas.pdf
  18_ariel_colombo.pdf
  19_cohen.pdf
  20_randle.pdf

Descarga en formato doc

  00_Sinopsis_general.doc
  01_norberto_bobbio.doc
  02_platon.doc
  03_john_locke.doc
  04_oscar_godoy.doc
  05_thoreau.doc
  06_leon_tolstoi.doc
  07_giuseppe_mazzini.doc
  08_pietro_ameglio.doc
  09_nelson_mandela.doc
  10_luther_king.doc
  11_bertrand_russell.doc
  12_chomsky.doc
  13_fromm.doc
  14_hannah_arendt.doc
  15_john_rawls.doc
  16_ronald_dworkin.doc
  17_jurgen_habermas.doc
  18_ariel_colombo.doc
  19_cohen.doc
  20_randle.doc


Resúmenes de los textos anteriores

  resumen01.html
  resumen02.html
  resumen03.html
  resumen04.html
  resumen05.html
  resumen06.html
  resumen07.html
  resumen08.html
  resumen09.html
  resumen10.html
  resumen11.html
  resumen12.html
  resumen13.html
  resumen14.html
  resumen15.html
  resumen16.html
  resumen17.html
  resumen18.html
  resumen19.html
  resumen20.html




Introducción 

 Este volumen II es una compilación de textos que lleva el título Desobediencia Civil, reúne textos de autores clásicos que consideramos indispensables para una comprensión de la resistencia civil contra políticas y regímenes injustos y opresivos. El volumen I se titula Desobediencia civil, contiene textos sobre teoría contemporánea, manuales técnicos y ejemplos de resistencia civil.  

 Durante muchos siglos la reflexión sobre la oposición civil a la autoridad política no diferenció las distintas formas y sus alcances, pero en la actualidad los debates sobre el tema permiten clasificar la disidencia política en tres vertientes principales: la objeción de conciencia, la desobediencia civil y la resistencia civil. Estas tres formas se separan claramente de otras manifestaciones contrarias a la legalidad y al poder; de un lado se encuentra una forma no política que es la evasión o trasgresión de la ley por la delincuencia, en el otro extremo aparece un conjunto de actividades políticas, principalmente la actividad revolucionaria, pero también el terrorismo que no necesariamente se propone transformar el sistema social y político. 

 Por nuestra parte nos ocupamos sólo de las formas no violentas de disidencia política que se proponen modificar situaciones de injusticia y hasta un régimen político. Los textos seleccionados para esta compilación tratan sobre actividades dotadas de significación política puesto que actúan sobre el poder constituido y sobre la sociedad política, cuando se vulneran derechos fundamentales de una sociedad, de una comunidad y de las personas. 


Las teorías elaboradas a lo largo de los siglos pueden ser clasificadas en tres categorías argumentales: la objeción de conciencia o principio ético, la desobediencia civil contra la ilegitimidad o ilegalidad de la ley o de la decisión política y, la resistencia civil contra la ilegitimidad de un poder político que actúa contra los fundamentos del orden social y político aceptado o querido por una sociedad.

 En cada una de esas líneas de pensamiento se pueden reconocer orientaciones que derivan de concepciones religiosas (como el cristianismo y el hinduismo), de los derechos humanos, de disciplinas formales como la filosofía jurídica, la filosofía política y la sociología política. Los enfoques sobre la disidencia política frecuentemente combinan las tres formas de oposición. 

 Estas tres concepciones no se dirigen cada una contra un adversario que le sea propio, sino que convergen, se mezclan según el alcance que los disidentes quieran dar a su actividad. Una misma situación puede ser enfrentada mediante la objeción (o rechazo) de conciencia, la desobediencia y la resistencia civiles. No obstante, pueden configurar situaciones típicas para cada una de ellas.  

 Lo que se impugna, rechaza e incumple cubre una gama de posibilidades, en primer lugar actos específicos que pueden ser decisiones políticas, leyes o normas que obligan a los ciudadanos contra su voluntad en el contexto de un régimen democrático, pero también pueden dirigirse contra un régimen político tiránico o dictatorial. La frontera entre situaciones particulares injustas o condiciones sistémicas opresivas no siempre es tajante ni definitiva, ya que la impugnación a una injusticia particular puede ser el comienzo de un rechazo al conjunto de un régimen; también sucede que un amplio estallido social no se dirija mas que a un aspecto particular de un régimen que en lo general se reconoce como legítimo. Así pues el grado de drasticidad de la forma de lucha no define por sí misma el carácter de la disidencia. 

 El rechazo al reclutamiento militar para hacer la guerra y asesinar a seres humanos se justifica por razones morales, pero también por razones de legalidad y legitimidad ausentes en la determinación de hacer la guerra. La discriminación racial o la negación de los derechos de una minoría social, puede ser respondida mediante la desobediencia civil con argumentos éticos, jurídicos y políticos. Y todos esos argumentos se unifican para obligar a rectificar o incluso a deshacerse de una minoría poderosa que impone sus intereses particulares contra los intereses generales de una sociedad, lo que incluye el dominio colonial de una potencia extranjera.

 Son exponentes destacados de la objeción de conciencia Sócrates, según la descripción que hace Platón, lo mismo que Thoreau, Manzzini, Tolstoy, Gandhi y Mandela, King y Fromm, pero en ellos también encontramos argumentos a favor de la desobediencia y del derecho a la rebelión contra la dictadura, como en Mazzini, Tolstoy y Gandhi. En todos ellos el elemento común es la conciencia moral, ley moral o estado moral que alcanzan los individuos y la sociedad, que antepone la justicia a la ley, es decir el bienestar general sobre el poder basado en la fuerza. El poder político de una minoría apoyada en la fuerza, obtiene la obediencia por el miedo, frente al cual existe el deber de rechazarlo; la sociedad libre surge de la responsabilidad de las personas ante una sociedad de iguales. 

 Así pues la conciencia moral es un concepto social, no mera subjetividad individual, de modo que se despega de la objeción de conciencia como acto individual, pero fundamenta el rechazo a la injusticia en un principio humano superior a la ley, tanto la que es dictada por el egoísmo de una minoría poderosa, como la que es aceptada por una mayoría pasiva que sólo ve por la conveniencia individualista.

 La desobediencia civil supone la transformación del súbdito pasivo, que obedece mecánicamente al poder por miedo a los distintos tipos de violencia (física, moral, económica) y por costumbre ciega. Transformación que se alcanza por la autoconciencia, la reeducación dentro de un nuevo sistema de valores y un modelo alternativo de sociedad, capaces de crear un ciudadano activo, participante en la vida de la comunidad, personalmente responsable de que impere el bien común, el interés general. 

 Por otra parte incluimos varios textos que justifican la desobediencia a un orden o ley injustos en razón de principios morales que pertenecen a derechos humanos fundamentales tales como la libertad y la igualdad. Varios autores comparten la noción de desobediencia civil aplicable a sistemas democráticos legítimos; en ellos la desobediencia supone el respeto al orden democrático y su constitución legítima, pero se propone corregir una injusticia o una política que va en contra de los principios éticos de las personas o los derechos fundamentales de un grupo. Reconocen la desobediencia civil como un acto colectivo y público dirigido a perfeccionar el sistema justo, de ahí que sea legítimo el derecho a disentir tanto como el de consentir libremente.

 


En esta vertiente encontramos las definiciones modernas de la desobediencia y la resistencia a la opresión, claramente diferenciadas de la objeción de conciencia por razones morales y también de las formas de violencia colectiva. Entre los autores más representativos seleccionamos a los teóricos de la política ampliamente conocidos como Hannah Arendt y Jürgen Habermas, así como a los teóricos del derecho John Rawls y Ronald Workin, Colombo y Arato y Cohen, así como también a pensadores como Russel y líderes políticos como Gandhi, Mandela y King. 

 La resistencia civil impugna a un poder dictatorial (o tiránico en su acepción antigua) por parte de una persona, una elite o una clase social, que dominan mediante la violencia contra los ciudadanos, vulnerando sus libertades, su seguridad y sus bienes, de manera que los ciudadanos se resisten al poder con el fin de revocarlo o destruirlo para restaurar o crear un orden social conforme a la voluntad general y el bien común. 

 Los medios de la desobediencia civil y la resistencia civil que los distintos autores exponen también difieren. La opinión más generalizada concuerda en la que la restauración de los derechos humanos y sociales debe ser congruente con los principios éticos y políticos, es decir, por medios no violentos que revisten de legitimidad los fines y los instrumentos utilizados. Sin embargo, en situaciones extremas, aparecen argumentos a favor de la legítima defensa y el derecho último a la rebelión, que incluyen la fuerza graduada del pueblo contra la violencia del régimen.

 En la resistencia el sujeto social es la sociedad civil, aquella parte de la sociedad cuya conciencia y responsabilidad la impelen a rechazar activamente la opresión. Al igual que la desobediencia civil, la resistencia es una acción colectiva, pública y política en el sentido que busca el cambio de régimen político. La resistencia civil es característica de los regímenes que están en vías de dejar de ser democráticos o que son autoritarios y dictatoriales, pero también se distingue por una acción drástica que asume los riesgos que conlleva la represión, pero que defiende la legitimidad de los medios de lucha pacífica hasta sus bordes. Se apoya asimismo en una conciencia moral que la distingue de una degeneración individualista que destruya el espíritu de comunidad y la dominación de intereses particulares, porque se orienta por el contenido esencial de una república de ciudadanos.

 


En conjunto, las ideas en torno a la desobediencia y la resistencia civil tienen como denominador común la necesidad de la sociedad civil de defender un orden social donde la convivencia humana se desarrolle dentro de un estado ético, en el que impere la libertad, la justicia, la igualdad, la fraternidad y la democracia. La necesidad social de un orden social justo siempre se abre paso para crear o restaurar la ley natural, social y política que garantice los derechos humanos individuales y colectivos. Por eso se considera la desobediencia civil como fuente generadora de derechos, como una energía regeneradora del Estado social de derecho y de una cultura democrática capaz de impedir las tendencias al abuso del poder.

 Encontramos elementos teóricos de esta vía de la disidencia política en pensadores como John Locke, Tolstoy; es admitida en caso extremo por Rawls, Dworkin, en el enfoque sociopsicológico de Erich Fromm, en el politilógico de Arendnt y el sociológico de Arato y Cohen y Randle.

 En la compilación de textos que aquí presentamos se despliega el pensamiento libertario que recorre la humanidad desde el siglo III antes de nuestra era, hasta el siglo XX, con el fin de inspirar a los mexicanos que al inicio del siglo XXI buscan el camino de la libertad y la justicia para la nación sumida en la desigualdad y la depredación por parte de una clase dominante dispuesta siempre a negar la democracia real por ser ajena del todo a la moral pública.

 

FUENTE: http://148.206.53.231/especiales/desobediencia_civil2/pc_content/intro.htm



1 comment(s) to... “COMPILACIÓN DE TEXTOS DE DESOBEDIENCIA CIVIL”

1 comentarios:

Cayita dijo...

Qué pasa? No tiene ninguno de los textos prometidos! >:S



Publicar un comentario

Una selección gratuita de los mejores libros para todas aquellas personas que quieran ser libres y responsables. Libros que son el pan de cada día para un mundo más justo y solidario

PUEDES LEER Y DESCARGAR MAS DE 500 LIBROS GRATIS. EN PANTALLA APARECEN SÓLO LOS ÚLTIMOS LIBROS

LOS LIBROS ESTÁN EN FORMATO PDF. SI DESEAS CONVERTIRLOS A FORMATO EPUB PUEDES DESCARGARTE ESTA APLICACIÓN GRATUITA:



AVISO LEGAL: Los archivos de texto electrónico expuestos en esta página tienen por único objeto promover y difundir valores culturales y solidarios para la mayoría de la humanidad empobrecida. Millones de personas no podrían acceder de otra manera a este tesoro cultural que pertenece a toda la humanidad. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos. Solo se colocan enlaces para acceder de manera libre y gratuita a los libros que en distintos blog, web, sitios y lugares de Internet han sido subidos. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a quitar el enlace.
Para más información escribe a freyalamillo@gmail.com

Páginas vistas en total