LOS NUEVOS CONQUISTADORES. MULTINACIONALES ESPAÑOLAS EN IBEROAMÉRICA

Posted 12:05 by FRANCISCO REY in Etiquetas: , ,






PINCHA AQUI PARA LEER Y DESCARGAR LIBRO EN FORMATO PDF





Los nuevos conquistadores

Multinacionales españolas en América Latina. Impactos
económicos, sociales y medioambientales




La redacción de este informe finalizó en el mes de mayo de 2009.
A menos que se indique otra cosa, la información sobre resultados, beneficios, etc., de las empresas proviene
de sus informes y memorias anuales y de la información que proporcionan en sus páginas web.
Greenpeace quiere agradecer a Leonor Barrientos su aportación a esta investigación.






La globalización económica tiene como grandes protagonistas a las empresas multinacionales. Éstas existen, en una configuración similar a la actual, desde finales del siglo XIX, aunque entonces se dedicaban principalmente a la actividad extractiva. Tal y como las conocemos ahora, son un fenómeno que esencialmente surge después de la II Guerra Mundial.

Actualmente hay unas 79.000 multinacionales, con un número de filiales superior a 790.000. El 75% de las primeras está basado en países del Norte, mientras que la mayoría de sus filiales está en el Sur. La multiplicación de transnacionales y el aumento de su tamaño se han producido a través de oleadas de fusiones y adquisiciones que ha permitido que las más grandes ejerzan un enorme poder sobre sus respectivos sectores económicos. Para imaginar ese poder es útil tener en cuenta algunos datos. Estas empresas están detrás del 85% de la Inversión Extranjera Directa (IED) que se mueve anualmente en el mundo. Si se compara el volumen económico de las multinacionales y el PIB de los países del mundo en términos equivalentes, de las 100 primeras entidades por poder económico en el mundo, 51 serían multinacionales y 49 serían países.

Los Planes de Ajuste Estructural que desde los años 80 impusieron el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial a decenas de países, especialmente del Sur y del Este de Europa, ofrecieron el marco económico e institucional idóneo para la expansión de estas entidades. El ajuste incluía la apertura de las economías a la inversión extranjera y la reducción de barreras arancelarias, además de “adelgazar” el peso del Estado privatizando empresas públicas y poniendo en venta los recursos naturales. Fue una oportunidad de oro para la entrada de las multinacionales.

Estas empresas tienen capacidad global de producción, lo que implica que pueden “deslocalizarla”, es decir, trasladarla allí donde las condiciones son más favorables. Por ello su capacidad de negociación con los gobiernos, especialmente (pero no sólo) del Sur es muy fuerte, y pueden exigir ventajas y exenciones fiscales, escasa regulación medioambiental y mano de obra barata y poco organizada. Si no lo consiguen, siempre pueden trasladar su producción a otro lugar. Su actuación busca continuamente reducir costes e incrementar ingresos, así como nuevos lugares para extraer materias primas y recursos naturales, y marcos reguladores lo más benévolos posible.

En el caso de las empresas españolas, su proceso de internacionalización se produjo desde los años 80 y, especialmente, en los 90. Para la adaptación al nuevo entorno europeo, se produjo un proceso de liberalización y privatización en varios sectores que hasta entonces tenían importante peso del sector público, junto con destacados casos de fusiones y adquisiciones. El “salto” al exterior les permitía consolidarse, crecer, y evitar presiones para ser adquiridas por otras más grandes.

Casi simultáneamente, en América Latina numerosos países estaban aplicando al pie de la letra las instrucciones de los “planes de ajuste” y, por tanto, liberalizando sectores como la energía o los servicios, abriendo la entrada al sector privado y reduciendo las barreras a la entrada de capital extranjero en numerosos sectores económicos. Esta región, considerada de “baja distancia psíquica” (es decir, con pocas diferencias en idioma, cultura o sistema político), fue por tanto el ámbito natural de expansión para unas empresas españolas que acababan de acometer decisiones y reformas muy similares.

En pocos años, y aunque en general tienen un tamaño medio, unas cuantas empresas españolas se han convertido en multinacionales líderes en su sector. Once de ellas forman parte ya de la lista Fortune Global 500, que clasifica a las mayores, y en sectores como el bancario, las telecomunicaciones, la energía o los hidrocarburos ocupan posiciones dentro de las más importantes del mundo. En América Latina su expansión ha sido notable en esos sectores, ubicándose entre las primeras, si no las primeras de forma absoluta, en numerosos países.

Su desempeño en esta región, sin embargo, no ha estado exento de problemas, y en su forma de funcionar no han sido distintas de las multinacionales de otros países. Con frecuencia han generado rechazo y oposición local. En primer lugar, porque su llegada, que se produjo de forma masiva y en un corto espacio de tiempo, para copar además sectores estratégicos, ha sido vista por no pocos sectores como una “nueva colonización”. Pero además, en ocasiones han intentado y logrado obtener condiciones ventajosas en detrimento de los gobiernos y poblaciones locales. También se las ha acusado de “dobles estándares”, es decir, de poner en marcha en América Latina prácticas que no estarían permitidas por la legislación española y que serían difícilmente aceptadas por la opinión pública.

En el caso de las empresas de hidrocarburos, fundamentalmente Repsol, acumula numerosas denuncias por sus impactos sobre el medio ambiente y las poblaciones locales, especialmente en zonas indígenas. Las eléctricas constituyen un caso especial de doble rasero: mientras en España se esfuerzan en “vender” una imagen de sostenibilidad y respeto del medio ambiente y de los derechos de las generaciones futuras, en América Latina siguen generando electricidad con tecnologías obsoletas y han realizado esfuerzos muy limitados (en algunos casos nulos) por desarrollar las energías renovables. Numerosos proyectos de construcción de infraestructuras turísticas en zonas vírgenes, especialmente del Caribe y Brasil, han generado fuerte oposición local por los daños que causarían a ecosistemas como los manglares. En ciertos casos los proyectos han resultado paralizados o cancelados, mientras otros han logrado ponerse en marcha. En este sector, las empresas buscan reproducir un modelo que previamente, en España, les reportó importantes beneficios, pero a costa de la destrucción de innumerables zonas costeras. La crisis actual en España puede llevarlas a intensificar aún más sus actividades en América Latina.

Estos son sólo algunos ejemplos. Este informe pretende ofrecer una visión de conjunto de las multinacionales españolas que operan en América Latina, sus impactos, los dobles estándares que utilizan y las resistencias que generan. Su presencia en esta región, y el apoyo que se les brinda desde los diferentes gobiernos españoles, sea cual sea su color, son frecuentemente justificados por el “interés nacional”. Sin embargo, se trata de empresas privadas que buscan maximizar los beneficios para sus accionistas, en muchos casos causando daños inaceptables a poblaciones locales que tienen poca capacidad de negociación. En ocasiones, incluso, han contribuido a empeorar la imagen global de España en la región.

El informe no pretende ser una revisión exhaustiva de todos los casos y sectores, sino que se han seleccionado aquellos con una mayor potencialidad de causar daños al medio ambiente y generar conflictos con poblaciones locales (como los hidrocarburos o la electricidad), y se han “cruzado” con las empresas españolas más significativas.
Este informe comienza con un análisis histórico del proceso de nacimiento, consolidación y expansión de las empresas multinacionales, los factores económicos y políticos que facilitaron su implantación global, y cómo han logrado ser por un lado motores, y por el otro principales beneficiarios, del actual proceso de globalización. También se ofrecen datos sobre sus magnitudes actuales para explicar de dónde procede su poder, y se analizan los principales impactos que estas empresas causan en las economías, el medio ambiente y las sociedades del Sur.

A continuación se explica el marco de internacionalización de las grandes empresas españolas y las razones de su “desembarco” masivo en América Latina, para continuar con un análisis de sus dimensiones actuales y de la cuantía y significado de su presencia allí. Los principales casos en que se ha denunciado su actividad también son estudiados en este informe. Esta revisión no se pretende exhaustiva, pero sí se quiere reflejar, con la mayor amplitud y diversidad posible, aquellos casos en que empresas españolas de relevancia económica han recibido acusaciones de abusos y dobles raseros en sectores significativos. Por otro lado, sería injusto no reconocer que las empresas locales también pueden verse involucradas en prácticas y comportamientos inaceptables en sus propios países; este informe, sin embargo, no los aborda porque su ámbito de estudio son las multinacionales.

Para Greenpeace, es inaceptable que estas empresas busquen maximizar sus beneficios a costa del bienestar de las poblaciones y del medio ambiente. Y también lo es que proyecten en España una imagen responsable, de respeto escrupuloso a los derechos laborales, sociales y medioambientales, cuando en el exterior están envueltas en prácticas que cabría calificar de depredadoras. Para ello se aprovechan de una opinión pública que desconoce los verdaderos impactos de sus actividades en el exterior, concretamente en América Latina, y lo que de verdad se esconde tras esa imagen responsable.

Los dobles estándares no pueden estar envueltos en el silencio. Este informe pretende contribuir a romper ese silencio, y a informar a la opinión pública española de los verdaderos fundamentos del comportamiento de nuestras multinacionales en el exterior, sus impactos y las técnicas que usan para eludir controles que en España serían inevitables. Al mismo tiempo, una vez que esto se dé a conocer, esperamos que se apoye de forma mucho más enérgica el establecimiento de controles sobre sus actividades y las exigencias de responsabilidad.

Nuestra presencia con varias oficinas en el continente y una red de contactos con organizaciones locales nos permiten trabajar a ambos lados del Atlántico. Las multinacionales se despliegan de forma global y usan todo su poder aprovechando la brecha de conocimiento que existe sobre sus actividades entre unos países y otros, entre unas sociedades y otras. Esto exige observarlas y actuar sobre ellas de forma global. Este informe pretende ser una aportación a ese esfuerzo.
Porvenir, Chile. En el momento de hacer la visita la empresa conseguía el récord de tiempo sin accidentes: 13 días.








DOSSIER DE PRENSA
LOS NUEVOS CONQUISTADORES


1 de octubre de 2009
1. MULTINACIONALES: EL CONTEXTO

Las empresas multinacionales son las grandes beneficiarias de la globalización. Si se compara el
PIB de los países del mundo y el volumen económico de las multinacionales en términos
equivalentes, sale una cuenta sorprendente: de las 100 primeras entidades económicas del mundo,
51 son multinacionales y 49 son países.
Aunque las multinacionales de países emergentes están ganando en importancia en los mercados
globales, éste sigue siendo un fenómeno esencialmente del Norte: de las 100 corporaciones con
mayores activos en el extranjero, 85 tienen su casa matriz en EE UU, la UE y Japón. Las
estadounidenses controlan la mitad de la riqueza.
Las multinacionales son los principales ganadores en el juego de la globalización porque tienen la
ventaja de operar de forma global. Pueden deslocalizar su producción, es decir, llevarla allí donde
las condiciones son más favorables. Esto les permite presionar a los gobiernos, sobre todo los del
Sur, y exigir ventajas y exenciones fiscales, menos requisitos y exigencias en materia de medio
ambiente, y mano de obra barata. Si no lo consiguen, trasladan su producción a otro lugar.
Algunos datos:
- Hay actualmente 79.000 multinacionales, con más de 790.000 filiales.
- Controlan el 85% de la inversión extranjera directa mundial, y más del 60% del comercio.
- Las 500 multinacionales mayores del mundo suman el 25% de la producción y un 52% del
PIB mundial.
- La facturación de Shell en 2007 equivalía al PIB de Venezuela.

2. MULTINACIONALES ESPAÑOLAS EN AMÉRICA LATINA: DATOS BÁSICOS

Las empresas españolas comenzaron a internacionalizarse en los años ochenta y noventa. Once
empresas españolas están en la lista Fortune Global 500, que incluye a las más grandes. Son:
Santander Central Hispano; Telefónica; Repsol YPF; BBVA; Endesa; ACS; Cepsa; Iberdrola;
Ferrovial; FCC y MAPFRE.
España es actualmente el octavo proveedor de Inversión Extranjera Directa (IED) del mundo. En
2008, sólo la mitad de los ingresos de las empresas que cotizan en el Ibex-35 se generaron en
España. En América Latina se han ubicado entre las mayores en sectores como los hidrocarburos, la
energía, las telecomunicaciones, la banca o la pesca.
En América Latina su llegada se produjo en un corto espacio de tiempo, de forma masiva y entrando
en sectores estratégicos. Esto ha hecho que se las vea como “nuevos colonizadores”. Han intentado
y logrado en muchos casos obtener condiciones ventajosas, en detrimento de los gobiernos y
poblaciones locales. En muchos casos han aplicado dobles estándares, actuando en esta región con
prácticas que no serían tolerables y en ocasiones tampoco legales en España. Al mismo tiempo,
cuando se dirigen al público español mediante la publicidad o la información, “venden” una imagen
responsable y sostenible y ocultan los verdaderos impactos de su actividad en el exterior.
En 2007 la IED global hacia América Latina aumentó un 36% hasta alcanzar los 126.000 millones
de dólares. Todas las instituciones internacionales señalan que en los últimos años esta región ha
alcanzado éxitos macroeconómicos, mejorado los niveles de crecimiento. La llegada masiva de las
multinacionales españolas les ha permitido mejorar sus cuentas de resultados y obtener mayores
beneficios.
Sin embargo, no parece haber tenido los mismos efectos positivos sobre la población
latinoamericana. Alrededor de 184 millones de personas siguen viviendo en la pobreza en aquella
región, de los que unos 68 millones viven en la extrema pobreza. Estos datos son sólo ligeramente
inferiores a los de los años noventa. En México, país donde se ha producido un desembarco masivo
de empresas españolas, crece el número de habitantes que vive en la pobreza extrema.

3. ALGUNOS CASOS DESTACADOS EN EL INFORME

Hidrocarburos

América Latina tiene importantes recursos energéticos: el 10% de las reservas mundiales de
petróleo y el 4% de las de gas. Además es importante porque permite un abastecimiento estable,
lejos de la conflictiva región de Oriente medio.
Repsol YPF tiene en América Latina más de 90% de sus reservas de hidrocarburos y obtiene en
esta región más del 80% de sus resultados de explotación. En Ecuador opera en el Parque Nacional
Yasuní, donde se han producido derrames de crudo y contaminación de los ríos en una zona de
altísimo valor natural. También participa con un 25% del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), que
atraviesa parte de la selva amazónica y la cordillera andina y ha afectado a once áreas protegidas
con derrames y contaminación. En el año 2009, más de 70 organizaciones pidieron que esta
empresa fuera expulsada de la Amazonia por negligencias que condujeron a un nuevo vertido,
equivalente a 14.000 barriles de crudo.
También ha causado contaminación, destrucción del medio ambiente y abusos contra los derechos
humanos en Bolivia, Colombia y Argentina, entre otros países. En Loma de la Lata (Argentina) ha
contaminado con metales pesados el agua y el territorio de poblaciones indígenas mapuches. En el
Chaco boliviano, las comunidades indígenas denuncian que no cumplió el requisito de la consulta
previa, libre e informada a las comunidades.

Eléctricas

Las mayores operadoras españolas del negocio de la electricidad (Endesa, Unión Fenosa e
Iberdrola) están presentes en diversos países de América Latina. Todas ellas se esfuerzan en
España por proyectar una imagen “verde” y sostenible, por resaltar sus inversiones y esfuerzos en
energías limpias y renovables y por asociar su imagen al cuidado del medio ambiente. Pero en
América Latina, incluso en mucha mayor medida que en España, su actividad de generación de
electricidad está asociada a las centrales térmicas, especialmente de fuel/gas; y a los ciclos
combinados de gas natural. Unión Fenosa e Iberdrola encabezan un proyecto para la construcción
de cinco centrales de carbón en Guatemala.
En América Latina no realizan ni siquiera el limitado esfuerzo que hacen en España en inversión en
energías renovables. Sólo Iberdrola tienen un 5% de potencia instalada en renovables en América
Latina, y Unión Fenosa un 0,12%. En el caso de Endesa, el porcentaje es 0.
Otra fuente importante son las centrales hidroeléctricas. Endesa quiere construir cinco grandes
presas en la Patagonia chilena, y ha generado un importante conflicto en este país. Estas
infraestructuras inundarían miles de hectáreas en un territorio completamente virgen, y supondrían
la extinción de especies y afectar a la tercera reserva de agua dulce del mundo, destruyendo un
ecosistema completamente virgen. Endesa ha tratado de intimidar a quienes se oponen a sus
proyectos. Recientemente ha pedido más de ocho años de cárcel y multas millonarias para los
activistas de Greenpeace que desplegaron una pancarta pidiendo que pusiera fin a este proyecto.

Turismo

Hay once empresas hoteleras españolas entre las cien primeras del mundo. En América Latina,
especialmente en México y el Caribe, están reproduciendo el modelo que les hizo ganar mucho
dinero en España y que hoy está agotándose: turismo masivo, de sol y playa, en muchos casos de
modalidad “todo incluido”. Este modelo esquilma los recursos naturales y ofrece muy pocos
beneficios a la población local.
En México, varios grupos hoteleros españoles están involucrados en proyectos de construcción de
complejos turísticos en zonas de manglares. Actualmente Sol Meliá proyecta construir un complejo
de 950 habitaciones en los alrededores de Costa Turquesa, en Quintana Roo. Prácticamente todas
las zonas de manglar en los alrededores han sido devastadas. México ha perdido ya el 65% de sus
bosques costeros de manglar y sigue perdiendo un 2,5% anual.
En Brasil, empresas españolas están involucradas en proyectos de construcción de mega complejos
turísticos, que arrasarán zonas de gran valor natural. Afirma participa en el proyecto Nova
Atlantida, para construir un complejo en Praia da Baleia en una extensión superior a 3.000
hectáreas. Grupo Sánchez planea construir 40.000 viviendas en Natal, en una zona de dunas
actualmente virgen.

Agua y saneamientos

Varias empresas españolas se hicieron con servicios de abastecimiento de agua y saneamientos en
América Latina, en el marco de los procesos de privatización. Aguas de Barcelona (Agbar), que
opera en varios países, ha recibido numerosas denuncias especialmente en Colombia. En Cartagena,
en la región del Caribe, buscó maximizar sus beneficios mientras un tercio de la población de la
ciudad, aquella de los barrios más pobres y excluidos, quedaba sin acceso a servicios de agua
potable y saneamiento.

Pesca

Pescanova tiene la mayor flota pesquera comercial del mundo, después de las empresas chinas. En
Chile ha practicado la sobre-explotación de especies como la merluza blanca y el congrio dorado,
de los que tiene el 50% y el 53% de la cuota pesquera industrial, respectivamente. En la zona sur
del país, se ha enfrentado a las comunidades y autoridades locales porque sus plantas de tratamiento
generan miles de kilos de basura que son almacenados en lugares que no cumplen la más mínima
condición ambiental ni sanitaria.
El grupo Calvo está entre las cinco mayores conserveras del mundo y es líder en España. Además
de aquí, opera en Brasil y El Salvador. En este país ha actuado en situación de oligopolio, con lo
que numerosos pescadores artesanales han tenido que abandonar la pesca. En sus plantas
conserveras se han violado los derechos laborales, se ha expulsado a trabajadores que protestaban
por ello, y ha vertido de forma descontrolada desechos de pescado y productos químicos.

Banca

El BBVA y el Grupo Santander se han situado entre las mayores entidades bancarias de América
Latina, y obtienen en esta región una parte considerable de sus beneficios. Ambos cultivan una
imagen responsable, pero están involucrados en proyectos controvertidos.
El BBVA financió el proyecto papelero de la empresa española ENCE en Uruguay, que ha causado
un importante conflicto político con Argentina (aunque recientemente vendió su participación, y
ENCE se retiró del proyecto). También ha financiado la gestión de la mina Yanacocha, en Perú, la
segunda mina de oro del mundo, que ha contaminado los territorios y fuentes de agua con mercurio
y sustancias tóxicas, y empobrecido a la población.
El Santander, junto a otras instituciones, financió la primera fase del Complejo Río Madeira, para
construir cuatro grandes represas hidroeléctricas (dos en Brasil, una en Bolivia y otra en aguas
binacionales). Grupos locales e internacionales han denunciado que se destruirán territorios
indígenas de gran biodiversidad y que miles de personas serán desplazadas por estos proyectos.

0 comment(s) to... “LOS NUEVOS CONQUISTADORES. MULTINACIONALES ESPAÑOLAS EN IBEROAMÉRICA”

0 comentarios:

Publicar un comentario

Una selección gratuita de los mejores libros para todas aquellas personas que quieran ser libres y responsables. Libros que son el pan de cada día para un mundo más justo y solidario

PUEDES LEER Y DESCARGAR MAS DE 500 LIBROS GRATIS. EN PANTALLA APARECEN SÓLO LOS ÚLTIMOS LIBROS

LOS LIBROS ESTÁN EN FORMATO PDF. SI DESEAS CONVERTIRLOS A FORMATO EPUB PUEDES DESCARGARTE ESTA APLICACIÓN GRATUITA:



AVISO LEGAL: Los archivos de texto electrónico expuestos en esta página tienen por único objeto promover y difundir valores culturales y solidarios para la mayoría de la humanidad empobrecida. Millones de personas no podrían acceder de otra manera a este tesoro cultural que pertenece a toda la humanidad. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos. Solo se colocan enlaces para acceder de manera libre y gratuita a los libros que en distintos blog, web, sitios y lugares de Internet han sido subidos. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a quitar el enlace.
Para más información escribe a freyalamillo@gmail.com

Páginas vistas en total