EN TINIEBLAS, DE LEON BLOY

Posted 9:54 by FRANCISCO REY in Etiquetas:




PINCHA AQUI PARA DESCARGAR LIBRO COMPRIMIDO EN FORMATO DOC




PRÓLOGO AL LIBRO

Este libro es una provocación intelectual y una inmersión en la historia profunda e inquietante de la Europa que en el siglo pasado alumbró guerras y provocó graves conflictos ideológicos.

Es una provocación si tenemos en cuenta la contradicción que significa abordar temas escatológicos -mortandades apocalípticas, horrores casi medievales, terrores religiosos, cuestiones metafísicas- en un tiempo como el presente tan liviano, que rinde culto al hedonismo, a la ligereza y al fingimiento. Hemos perdido en gran medida el dominio de los conceptos y el nombre de los sentimientos, que con tanto ardor postula Bloy.

El propio título del ensayo “En Tinieblas” significa ya un pórtico al momento histórico en el que se escribe. 1917 es un año tenebroso en el que todavía resuenan los cañones de la Gran Guerra, se presienten nuevas catástrofes, grandes convulsiones, se están arrumbando creencias, la modernidad apenas si se atisba y todo transcurre “en tinieblas“, en “esta universal ceguera“, en la que los intelectuales han perdido la orientación perturbados por “la impostura tenaz de nuestros sentidos“.

El autor de este ensayo inquietante y perturbador de las tranquilas conciencias europeas que presencian impertérritas la angustia de la guerra es el prototipo del intelectual provocador, insolente con el poder, agresivo contra sus contrarios, fustigador de vicios y conciencias, fundamentalista en lo religioso, a veces místico o contemplativo, otras conspirador e instigador de rebeldías. Léon Bloy (1846-1917) es uno de los pensadores más originales y, a la altura de los tiempos que vivimos, una reliquia de la intelectualidad europea, aquélla que hace de nexo entre la cultura religiosa más estricta y severa y aquella otra que va alumbrando la sociedad moderna y liberal. Léon Bloy es militante destacado en el primero de los bandos. Entre uno y otro se producen colisiones tremendas que se prolongan a lo largo de la primera mitad del pasado siglo.

La pregunta capital es qué vigencia tiene Bloy como para justificar la edición en castellano de su obra postrera más allá de un estricto sentido historicista. En este libro de ensayo, de breves acotaciones a preocupaciones existencialistas, hay multitud de datos casi entomológicos. Pienso que difícilmente se pueden encontrar mínimos latidos de vida en percepciones tan arcaicas de prácticas religiosas y milagreras abandonadas incluso por la oficialidad religiosa y que Léon Bloy defendía hace menos de un siglo con tanta vehemencia que le sitúa incluso en el límite de la violencia.

Interesa más y tienen más clara vigencia esas otras reflexiones sobre los grandes misterios del hombre y del universo que perduran en la actualidad a pesar de la frivolidad y la despreocupación en la que vive confortablemente instalada nuestra sociedad. Pervive en mucha mayor medida que en el pasado siglo lo que Léon Bloy califica con enorme clarividencia como la “impostura de nuestros sentidos”. Los grandes arcanos que han preocupado y ocupado a las mentes a lo largo de la historia siguen presentes. La muerte, el dolor, la guerra, las grandes catástrofes de la naturaleza, la voracidad de los ricos frente a los pobres, la innata insatisfacción humana, son cuestiones veladas en este tiempo por la vacuidad o por la impostura de las conciencias sobre las que tanto escribió el pensador francés.

Existe en este ensayo otro tipo de referencias y pensamientos de claro interés histórico. Las grandes guerras europeas continúan provocando nuevas aportaciones bibliográficas. La publicación de diarios, memorias, correspondencia o testimonios significan nuevas visiones que complementan uno de los períodos más trascendentales de este tiempo del que emana la contemporaneidad. Pocos anacronismos hay en este libro de tan bella factura.

Leon Bloy realiza una interpretación muy singular sobre la ceguera que por sí sola justifica la publicación en castellano del ensayo “En Tinieblas”. La ceguera como metáfora representa la falta de percepción que tiene la población europea ante los graves conflictos que le afligen. En esta tesitura, Bloy percibe que “el mundo entero se ha quedado ciego” hasta el punto de que “los más ciegos son precisamente los clarividentes”, es decir, los intelectuales que padecen de “universal ceguera”. Ante esta situación, cuando la hecatombe más pavorosa aflige a la Europa secular, “el despertar de los ciegos será prodigioso”.

También como metáfora, cual parábola bíblica, Léon Bloy reinterpreta el pasaje evangélico de la restitución de la vista al mendigo ciego que nunca vio nada hasta que le sanó la mano del Señor. “El hijo de Dios –interpreta Bloy- deseaba la mirada virginal del mendigo ciego”. Esta mirada, el ver las cosas por vez primera, reviste tal prodigio que desata en el pensador francés una consideración casi mística y en todo caso inédita.

El sentido escatológico de Bloy tiene una especial proyección en la descripción y en el sentimiento que le produce escuchar los cañones de la gran guerra presintiendo el final de su vida mientras un torbellino de gentes pasa junto a su vivienda presas de un pánico apocalíptico. En tanto los sonidos del cañón restallan junto a su vivienda, Léon Bloy entretiene la espera filosofando sobre el sentido de la guerra y sobre el horror que caerá sobre Francia. Prisionero de los conceptos de honor y patria, Bloy maldice a la Alemania “prusianizada” y a todos los intelectuales franceses que no supieron prevenir a tiempo los peligros de no haberse sublevado contra las exigencias germanas.

El estilo, los conceptos del infatigable Léon Bloy, plagados de simbolismos y de referencias bíblicas, han puesto siempre a prueba la pericia del traductor. En este caso, el trabajo realizado por Luis Cayo Pérez Bueno es francamente espléndido. Una traducción transparente, llena de matices, con dominio de los conceptos, acerca al lector del siglo XXI a una de las prosas más difíciles y simbólicas, y por eso mismo más bellas, de comienzos del siglo XX. “En Tinieblas” abre la puerta a la polémica pero también al entendimiento de uno de los períodos más violentos y dramáticos de Europa.

Pero su lectura produce desasosiego ante el entendimiento de que esta Europa en proceso de constituirse en comunidad de Estados, libre y sosegada, tuvo hace poco menos de un siglo tiempos tan dramáticos y de desconcierto. Al fin y al cabo, los conflictos actuales en los Balcanes no son más que vestigios de aquellos otros acontecimientos que tanto afligieron a Léon Bloy. Y, como entonces, seguimos “en tinieblas”, en ceguera sobrevenida, en plena “impostura” de los sentidos y de las conciencias. Léon Bloy se sublevó ante tanta apatía y desconcierto y las páginas que siguen son su testimonio postrero, tan violento como hermoso.


José Julián Barriga Bravo

0 comment(s) to... “EN TINIEBLAS, DE LEON BLOY”

0 comentarios:

Publicar un comentario

Una selección gratuita de los mejores libros para todas aquellas personas que quieran ser libres y responsables. Libros que son el pan de cada día para un mundo más justo y solidario

PUEDES LEER Y DESCARGAR MAS DE 500 LIBROS GRATIS. EN PANTALLA APARECEN SÓLO LOS ÚLTIMOS LIBROS

LOS LIBROS ESTÁN EN FORMATO PDF. SI DESEAS CONVERTIRLOS A FORMATO EPUB PUEDES DESCARGARTE ESTA APLICACIÓN GRATUITA:



AVISO LEGAL: Los archivos de texto electrónico expuestos en esta página tienen por único objeto promover y difundir valores culturales y solidarios para la mayoría de la humanidad empobrecida. Millones de personas no podrían acceder de otra manera a este tesoro cultural que pertenece a toda la humanidad. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos. Solo se colocan enlaces para acceder de manera libre y gratuita a los libros que en distintos blog, web, sitios y lugares de Internet han sido subidos. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a quitar el enlace.
Para más información escribe a freyalamillo@gmail.com

Páginas vistas en total