LA MAS BELLA HISTORIA DEL MUNDO 
Reeves ; Rosnay; Coppens; Simonnet, 

¿De dónde venimos? ¿Qué somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Adónde vamos? Son las únicas preguntas que vale la pena plantear. Hasta ahora sólo la religión y la filosofía ofrecían respuestas. Hoy también la ciencia tiene una opinión: ha reconstruido la historia del mundo.

Hay una misma evolución que, desde hace quince mil millones de años, empuja a la materia a organizarse, del Big Bang a la inteligencia. Descendemos de los monos, de las bacterias y también de las galaxias. Los elementos que componen nuestro cuerpo son los que antaño fundaron el universo.

Este es el primer relato completo de nuestros orígines, a la luz de los conocimientos más modernos. El universo, la vida, el hombre: tres actos de una misma epopeya contados en un diálogo clarificador. ¿Qué había antes? ¿Cómo la vida ha nacido de lo inanimado? ¿Va a proseguir esa evolución? ¿Es compatible con la fe? Sí, sin duda es la historia más bella del mundo. Porque es la nuestra. 

Una historia que nos cuentan tres grandes científicos y a la par grandes divulgadores, sabiamente interrogados por el periodista Dominique Simonnet: el astrofísico Hubert Reeves, el biólogo Joël de Rosnay y el paleoantropólogo Yves Coppens. 

---------------------------------------------------

Prólogo

Acto 1 - El universo 
Escena 1.El caos
Escena 2. El universo se organiza
Escena 3. ¡Tierra!

Acto 2 - La vida
Escena 1. La sopa primitiva
Escena 2. La vida se organiza
Escena 3. La explosión de las especies

Acto 3 - El hombre
Escena 1.La cuna africana
Escena 2. Nuestros antepasados se organizan
Escena 3. La conquista humana

Epílogo




ENLACE DE DESCARGA (pdf)


ENLACE DE DESCARGA (epub)


Las opciones al margen de la medicina tradicional son cada vez más numerosas -flores de Bach, aromaterapia, acupuntura-, a la vez que crecen las dudas sobre su fiabilidad.

El profesor Mulet, bioquímico, y autor de la aclamada obra Comer sin miedo, desmitifica las medicinas alternativas y pone en evidencia algunos engaños; muestra cómo ciertas prácticas constituyen un mero negocio a costa de la salud y el dinero de las personas que acuden a ellas. El autor aplica su foco crítico sobre ramas como el psicoanálisis, las llamadas medicinas naturales o la homeopatía, para separar el grano de la paja y ofrecernos criterios objetivos para discernir en qué medida son de fiar.


A partir de casos tan sonados como los de Steve Jobs o Jimmy Wales, Mulet aplica el rigor científico y el lenguaje directo para advertirnos de que ante un problema de salud hay que ponerse en manos de un buen profesional y no dejarse embaucar por falsas promesas.


«Steve Jobs, que prefirió tratarse el cáncer con zumos naturales, con las consecuencias tristemente conocidas, tiene muchos precedentes».








La Tercera Ola es uno de los libros más influentes en China, actualmente. Escrito hace 30 años, anticipó la producción de productos personalizados a la carta, algo opuesto a la sociedad de masas y productos standard en cadena y educación homogénea. Anticipó la creación de puestos de trabajo fuera de la oficina. En suma, es la antesala de la actual sociedad de Internet y del concepto de prosumidor (hacer una fotografía digital, retocarla con tu programa de Photosop casero e imprimirla en tu impresora, trabajos que antes ocupaban a tres especialistas; la filosofía de Ikea)



La tercera ola

Título original The Third Wave
Autor Alvin Toffler



La tercera ola es un libro publicado en 1979 por Alvin Toffler. Con aire futurista, se basa en la historia de la humanidad para describir la configuración que tomará el mundo una vez superada la era industrial, lo que significa a la vez la superación de las ideologías, modelos de gobierno, economía, comunicaciones y sociedades estructuradas alrededor de la producción centralizada, por ejemplo el industrialismo capitalista y comunista. A pesar de tener varias décadas, el concepto expresado en muchos aspectos es bastante actual. Su lectura permite entender que procesos como la globalización están más cerca de la evolución humana o de la evolución cultural que de una conspiración de poderosos.

Para entender en qué consiste la tercera ola, es necesario explicar qué es la primera y la segunda ola.




Primera Ola



Alvin Toffler considera que la Era de la Primera Ola comenzó desde el año 8000 a.c. y hasta los años 1650-1750 de nuestra era; tiempo durante el cual la población pudo calificarse en "primitiva" y "civilizada". Las primeras se caracterizaban por vivir en pequeños grupos y tribus y vivían principalmente de la caza y pesca. La población "civilizada" se caracteriza por trabajar principalemente por el cultivo de los suelos (la agricultura) como un elemento que desplazó las actividades de caza y pesca y que modificó las estructuras. Todas las sociedades explotaban fuentes "renovables" de energía que la naturaleza les proveía: vientos, rios, mares. Consecuencia de ello:

Surgen nuevas estructuras como el comercio y las primeras aldeas.
El hombre comienza a abandonar su condición nómade para tomar un estilo de vida sedentario.
El hombre ya no acepta el medio que lo rodea, y comienza a transformarlo. Se desarrolla la agricultura, la ganadería, los primitivos tejidos.
Nace el concepto de trabajo
Comienza el crecimiento demográfico
Consecuencia de esto último, surge la necesidad de crear nuevas estructuras para organizar la creciente sociedad. Así nace la navegación, el comercio y la edificación.


Economía y producción de la Primera Ola



El sistema productivo de la primera ola se basa en el concepto de prosumidor (fusión entre PROductor y conSUMIDOR): La unidad económica producía para sí misma, y por lo tanto "vivía de lo suyo". La única fuente de energía era el esfuerzo físico humano.

La unidad económica de la primera ola era pequeña y autosuficiente. Generalmente la unidad económica era la familia. Esta vivía de lo que cultivaba en los campos. En otros casos la unidad económica era el feudo, igualmente autosuficiente.
Comunicaciones en la Primera Ola [editar]
La dinámica de comunicación de la primera ola era la comunicación uno a uno. Existían escribas y mensajeros que se dirigían hacia una zona para obtener información y llevarla hacia otra.


Segunda Ola



Hacia. 1650 la Revolución Científico Técnica, conocida como Revolución Industrial. Esta revolución no sólo cambia la forma de producir bienes, sino la organización del mundo. El desarrollo de nuevas tecnologías hicieron que se crearan gigantescas máquinas electromecánicas, que movían piezas, correas, cojinetes, resortes, entre constantes chirridos y martilleos. Entre los factores más relevantes que dieron origen a esta era están la máquina a vapor y la imprenta, ambos reemplazaron el trabajo manual.

Consecuencia de ello:
Surgen enormes centros urbanos con un área metropolitana.
Aparece la máquina. Ésta reemplaza el esfuerzo humano.
Nace el concepto de producción en cadena o producción en serie.
Se intensifican los medios de comunicación físicos, gracias al ferrocarril, el automóvil, el barco a vapor.
Nace la explotación de recursos naturales como fuente de energía o materia prima.
Nace el concepto de productor y de consumidor, junto con la introducción de grandes comercios y almacenes.
Se intensifica el crecimiento demográfico y con ello cambian las formas de distribución de los bienes, de individual a una distribución en masa.


Economía y producción de la Segunda Ola



Junto con la segunda ola nace la separación entre el productor y el consumidor, A. Toffler se refiere a este hecho como la "cuña invisible". Enormes factorías se dedican a fabricar bienes para consumidores inconscientes de su mecanismo de obtención.



La producción es masiva y en serie. Masiva porque se monta una o varias máquinas para hacer un solo tipo de producto durante un tiempo indeterminado (por ejemplo, una máquina dedicada exclusivamente a producir carne enlatada "Spam"). En serie porque se divide cada parte del proceso de fabricación y se realiza repetitivamente cada proceso. Por ejemplo, para hacer pantalones, un proceso se dedica a hacer la tela. Otro proceso, a cortarla. Otro proceso, a coserla. Otro, a pegar los botones. Por último, se coloca el logo con la marca. Esto difiere de la primera ola, donde se hubiera empezado de principio a fin a hacer un solo pantalón.



Como resultado de esta revolución se modificaron los patrones de trabajo, pasando de un trabajo del campo y del hogar a un trabajo en la fábrica, donde era necesaria la interdependencia, el esfuerzo colectivo, la división del trabajo, el trabajo coordinado y la integración de muchas habilidades diferentes; el trabajo femenino empieza a ser considerado en las fábricas y en consecuencia se afecta también la armonía del hogar, la mujer cambia de ámbito de trabajo, de producir en el hogar a producir en las fábricas, modificando su rol dentro del nucleo familiar.

Incluso nacen nuevos patrones de comportamiento del mercado de consumo, donde se alienta el hedonismo y la busqueda de satisfacciones personales; surgen también nuevas formas de comportamiento del consumidor, bajo el concepto de endeudarse hoy para pagar mañana.


La unidad económica de la segunda ola es la corporación, como representante de las organizaciones que contaban con grandes cantidades de capital para invertir en las industricas y el comercio. Nace el concepto jurídico-comercial de la responsabilidad limitada de manera que ante una crisis el inversionista perdía unicamente el capital invertido.



Así pues, la familia nuclear, la escuela de corte fabril, y la corporación gigante se convirtieron en las instituciones sociales definidoras de todas las sociedades de la segunda ola.



Características de las sociedades de la Segunda Ola:



- Uniformización; en el trabajo, en las formas de contratación, en los vestidos, en los salarios, las horas de trabajo, almuerzo e incluso en los procedimientos de quejas.

- Especialización; de manera que cada trabajador se perfeccionaba en hacer sólo una actividad bien hecha.
- Sincronización; para que el trabajo no se detuviera, la exigencia de la puntualidad, la cronometración del trabajo e incluso de las tareas familiares, como levantarse, alimentarse, salir a trabajar o dormir se vieron afectados por la sincronización.
- Concentración; de la población que fue desplazada de las zonas rurales para reinstalarlos en centros urbanos incluso en las fábricas mismas.
- Maximización;como un ejemplo de grandes dimensiones y desarrollo se hicieron grandes edificios, rascacielos, etc, que buscaban engrandecer el trabajo que hacían.
- Centralización


Sociedad de la segunda ola



La base de la sociedad de la segunda ola es la Familia nuclear. En este tipo de familia, un cónyuge (generalmente la madre) es el núcleo del hogar. El otro cónyuge (generalmente el padre) trabaja fuera del mismo. La composición de familia nuclear idealizada por el industrialismo es padre - madre - 2 hijos. Este tipo de familia surge debido a las necesidades que exigía esta sociedad. La familia extensa antigua era demasiado rígida. Se dio la necesidad de eliminar los parientes que no fueran esenciales, para lograr un grupo con más facilidad para desplazarse de una ciudad a otra.



La educación fue influenciada por la revolución industrial, al punto que sobre la base del esquema fabril, se estructuraron las materias a impartirse bajo una forma de "programa descubierto"; se enseñaba a leer, escribir, aritmética, historia y otras materias, sin embargo, coexistía un "programa encubierto" compuesto por 3 clases: (i) puntualidad, (ii)obediencia y (iii) trabajo mecánico y repetitivo, cuyo objetivo final era educar y preparar para el trabajo en las fábricas, se adelantó la edad en que los niños empezaban a asistir a las escuelas y se extendieron las horas de clase.

Comunicaciones en la Segunda Ola


La dinámica de comunicación de la segunda ola es la comunicación uno a varios. Con la invención de la imprenta surgen el periódico, y con él, los medios masivos de comunicación (también mass media). La radio y más tarde la televisión terminan de configurar el concepto. En este período uno o unos pocos periodistas publicaban la información que consumirían miles o millones de personas. Según el autor, no es casualidad que, al igual que la producción, la información esté masificada.



Tercera Ola



Los cambios que el mundo está viviendo en los últimos 40 años, que han sido catalogados en muchos casos de "desmoralizadores", en realidad sólo rompen paradigmas que la segunda ola nos impuso. Y anuncian que la tercera ola ya llegó y estamos cada vez más sumergidos en ella.



Caracterizan a la tercera ola la desarticulación de estructuras de la segunda ola, a saber:

Descentralización
Desmasificación
Personalización


Economía y producción de la Tercera Ola



La producción en serie es complementada con la producción en series cortas. La producción ya no se dedica a hacer decenas de miles de ejemplares de un único producto, sino cientos de ejemplares de cientos de productos. Así encontramos productos cada vez más personalizados.



Sociedad de la Tercera Ola



La familia nuclear cede su lugar a infinidad de tipos de familias. Familias monoparentales, unipersonales, convivencia estable entre amigos, convivencia entre personas del sexo opuesto con o sin relaciones sexuales, familias hijo - madre - abuela, familias hijo - madre - tía, parejas homosexuales, etc.

Nace la cultura "sin hijos".


El trabajo infantil dejará de ser castigado para pasar a ser estimulado. Según el autor, hombrecitos de 14 años estaban mejor cualificados para vender computadoras que muchos adultos.

Uno de los males a combatir en la tercera ola es la soledad. Eso es debido a la falta de estructura que brindaba la segunda ola, y a la falta de necesidad de relacionarse.


Comunicaciones de la Tercera Ola



La dinámica de comunicación de la tercera ola es la comunicación varios a varios. Al igual que la producción , los medios se van desmasificando. Infinidad de revistas especializadas en temas específicos, numerosos canales de televisión por cable y satélite, la capacidad de las computadoras de comunicarse; hacen que la comunicación esté personalizada, y que el consumidor ya no se limite a tomarla "tal cual viene". Ahora el espectador puede intervenir en los diarios que lee y en los programas de televisión que mira.



ENLACE DE DESCARGA (pdf)


ENLACE DE DESCARGA (epub)


Israel y los territorios palestinos. 
El conflicto entre Israel y los palestinos ha dado lugar a una extensa literatura. Lo que no había hasta hoy era un estudio serio, objetivo y bien informado acerca de la historia de los territorios ocupados por Israel desde 1967. Nadie podía escribirla con más autoridad que Ahron Bregman, que combatió en el ejército israelí hasta alcanzar el grado de capitán, y hubo de exiliarse tras haber criticado una política de ocupación que demostraba «que quienes han sufrido terribles tragedias pueden actuar del mismo modo cuando se hallan en el poder». Su libro se basa en una amplia documentación y en entrevistas a numerosos personajes, pero aporta además, en cuanto se refiere a las frustradas negociaciones de paz realizadas entre 1995 y 2007, una serie de documentos e informes secretos del mayor valor, incluyendo las transcripciones de las conversaciones telefónicas de Clinton con el presidente de Siria, Hafez al-Assad, interceptadas por los servicios secretos israelíes. Un libro que arroja nueva luz sobre un tema sistemáticamente silenciado.





Enlace de descarga (pdf)













LA VIDA OCULTA DE LA VIRGEN MARÍA
Ana Catalina Emmerich


Las visiones de la beata Ana Catalina Emmerich, religiosa estigmatizada del siglo XIX, son revelaciones privadas y no añaden nada nuevo al depósito de la fe. Pero sí ofrecen una conmovedora ayuda a la contemplación del misterio de la Madre de Dios.

Esta Vida de María incluye las narraciones de la mística sobre los antepasados de la Virgen, su Inmaculada Concepción, su nacimiento y sus primeros años, el ingreso y la estancia en el Templo, la boda con San José, la Visitación a su prima Isabel, los nacimientos de San Juan Bautista y de Jesús, la caravana de los Reyes Magos y su adoración al Niño, la vuelta a Nazaret, la huida a Egipto, la matanza de los Inocentes, la permanencia de la Sagrada Familia en Egipto y el regreso a Nazaret, la muerte de San José y su estancia en Éfeso con San Juan y el final de su vida terrena.

Todo ello, enhebrado con multitud de noticias históricas y geográficas sobre esenios y caldeos; Roma y el antiguo Egipto; Job, Abraham, Moisés, Elías y Tobías; o el Arca de la Alianza. Cuando Ana Catalina señaló dónde se encontraba en Éfeso la casita de la Virgen... los arqueólogos, sin más que sus indicaciones, la encontraron.

Junto a La amarga Pasión de Cristo, que sirvió de inspiración para la película La Pasión de Mel Gibson, esta Vida oculta de la Virgen María constituye un aporte de incalculable valor para aquellos que quieran conocer y amar a Jesús de la mano de su Madre.






En Un pequeño empujón, considerado ya un clásico y uno de los mejores libros sobre economía y política de las últimas décadas, Cass R. Sunstein y Richard H. Thaler, premio Nobel de Economía, observan cómo nuestras percepciones y decisiones dependen del modo en que se organizan ante nosotros las diferentes opciones. Gobiernos y empresas, pero también padres, profesores y médicos, se convierten así en una especie de «arquitectos de la elección».
A través de leves impulsos, conscientes, a menudo invisibles y cuyo coste económico y político es irrisorio, las personas e instituciones públicas o privadas pueden incentivar sin mermar la libertad de elección de los ciudadanos, y obtener así grandes logros en relación con la sanidad pública, las finanzas o la lucha contra la desigualdad. Un libro esencial para quienes formulan nuestras políticas públicas, pero cuya aplicabilidad en nuestras vidas cotidianas es sorprendente y maravillosamente eficaz.
«¿Cuántas veces se encuentra uno con un libro a la vez importante y divertido, práctico y profundo? De lectura obligada para quien quiera ver mejorar el funcionamiento de nuestras mentes y nuestra sociedad.»
Daniel Kahneman, Premio Nobel de Economía y autor de Pensar rápido, pensar despacio
«Me entusiasma este libro. Es uno de los pocos que han cambiado de un modo trascendente mi manera de ver el mundo.»
Steve Levitt, autor de Freakonomics
«El libro más importante que he leído en veinte años.»
Barry Schwartz, The American Prospect
«Fabuloso. Cambiará tu forma de pensar, no solo sobre el mundo que te rodea y algunos de sus mayores problemas, sino también sobre ti mismo.»
Michael Lewis, autor de La gran apuesta y Deshaciendo errores







ENLACE DE DESCARGA (pdf)







Carlos Mesters oc
MARIA, LA MADRE DE JESUS



Carlos Mesters oc
MARIA, LA MADRE DE JESUS


Contenido:

1.- Entusiasmo por la Virgen, Nuestra Señora

Ser de Dios y del pueblo
La imagen de María es pobre y sencilla

2.- Los tres retratos que la Virgen nos conservó
de la Madre de Jesús.

Primer retrato: María era de Dios
Segundo retrato: María era del pueblo
Tercer retrato: María se reúne en oración

3.- ¡Ave, María, llena de gracia!
La vida de Nazaret
La vida en familia
La vida de los “pobres de Dios”
“Dios está contigo, María”
“El Espíritu Santo vendrá sobre ti”
María, Madre y Virgen, retrato del pueblo de Dios

4.- La lucha entre la Mujer y el Dragón de Maldad

El nacimiento de Jesús
Herodes y los magos
Las dos señales en el cielo: la mujer y el dragón.
Dios interviene a favor de la vida

5.- La historia de María continúa hasta hoy

Víspera de Navidad: Embarazada de Jesús
Navidad: Dio a luz un niño
Belén: Puso al niño en un pesebre
La huida a Egipto: Herodes continúa matando niños
La estrella de Belén: Los magos ofrecen sus dones
Nazaret: El niño crecía y estaba sujeto a sus padres
Al pie de la cruz: “Ahí tienes a tu madre”
Pascua: La extraña fuerza de la Resurrección

6.- El homenaje del pueblo a la Madre de Jesús

Los nombres que el pueblo dio a María
Las fiestas del pueblo en honor de la Virgen María








Enlace de descarga (pdf)










Adiós a las armas
Ernest Hemingway


Adiós a las armas. Ernest Hemingway / 1929 / Novela / EEUU

Un voluntario norteamericano, prototipo del héroe de su autor, vivirá un apasionado romance en la Primera Guerra Mundial.

Javier Memba

Seguro que significa algo que Adiós a las armas, el título que consagraría a Hemingway (1899-1961) como uno de los grandes mitos de la literatura del siglo XX, fuera tomado de un verso de George Peele (1556-96), poeta inglés del siglo XVI. De alguna manera, para Hemingway, al igual que para los isabelinos como Peele, la guerra siempre fue una suerte de justa en la que los caballeros daban salida a su vitalidad. La que nos presentaba en su segunda novela fue aquella que llenó Europa de trincheras entre 1914 y 1918. Un año antes del cese de las hostilidades, Fredrerick Henry, voluntario estadounidense en el ejercito italiano, está encargado de conducir una ambulancia cuando se enamora de la enfermera inglesa Catherine Barkley. Posteriormente, al ser herido Henry y trasladado a un hospital de Milán, los enamorados vivirán en dicha ciudad su gran pasión. Resultado de ella será el embarazo de Catherine, que coincide con la retirada del frente de Caporetto, en la que Henry tomará parte. Tras desertar y huir a Suiza junto a su enamorada, ella morirá en el parto. Claro precedente del Robert Jordan de Por quién doblan las campanas, tanto en su entrega altruista a la causa considerada justa por el escritor como en el destino trágico de su amor, Frederick Henry es el prototipo de héroe de su autor. Publicada por entregas en la revista Scribner’s Son en mayo de 1929, la obra fue censurada en Boston a causa de la dureza del lenguaje utilizado por el escritor. Ello no impidió que la novela conociera un éxito sin precedentes, convirtiendo a Hemingway en el más leído de su generación.





Ante la realidad que nos envuelve, de una gran proliferación de ONG, son necesarias la reflexión y la autocrítica permanentes, para aprender de los errores y avanzar venciendo dificultades, DESCUBRIENDO quiénes somos, dónde estamos y hacia dónde queremos ir. En el complejo mundo de las ONG, hay mucha gente implicada: los pobres excluidos, los voluntarios-militantes, los técnicos… que leen la realidad de distinta manera (todo depende del cristal con que se mira), y hacen un análisis diferente de los mismos hechos. Ofrecemos esta reflexión que surge desde la experiencia del trabajo en el mundo de la marginación y de una opción clara y decidida por los últimos, por los excluidos de la sociedad. 

.................

Estamos convencidos de que el “lugar social” desde el que se efectúa la reflexión condiciona el “producto final”. Ortega y Gasset decía que todo pensamiento “tiene un suelo, un subsuelo y un adversario”

Nosotros asumimos como “suelo” la opción metodológica de reflexionar desde los últimos, no sólo por discutibles preferencias personales, sino, fundamentalmente y sobre todo, con el objeto de que sus resultados sean universalizables, no sólo de una manera formal, sino efectiva.

Como “subsuelo”, formulamos estas reflexiones desde un pequeño colectivo del tejido social, formado por personas que de modo altruista comparten su tiempo, su vida, sus conocimientos o sus casas con otras personas que tienen problemas de drogodependencias y exclusión social, trabajando en el propio entorno, en un intento de constituir espacio de encuentro, de lucha transformadora, de salida a sus situaciones no desde la clave “tú tienes un problema-yo tengo la solución”, sino más bien desde el “juntos podemos”. Las dos claves de nuestro trabajo son el “encuentro personal”, mutuamente personalizador, y la transformación estructural de aquello que descubrimos que está en la base de muchas formas de inadaptación social. 

Y, finalmente, consideramos como “adversario” todo intento de desvirtuar, manipular, o rentabilizar esa explosión de solidaridad natural de tanta buena gente de acá y de allá. Por eso, empiezo diciendo que el nombre de ONG nos desagrada por varias razones. 

En primer lugar, porque no parecen rigurosas las definiciones negativas: no es correcto definirse por lo que uno “no es” -no gubernamental, en nuestro caso-. 

En segundo lugar, porque no dice demasiado de lo que trata de definir: también son no gubernamentales “el clan de los Charlines” o el “Banco Bilbao Vizcaya”, y no nos sentimos nada identificados ni con el uno ni con el otro.

Y en tercer lugar, porque definirnos sólo con relación a lo gubernamental nos parece una reducción peligrosa y tal vez interesada. 

Preferimos otros términos que se han ido acuñando con definiciones positivas: “tejido social solidario” (TSS), “colectivos sociales altruistas”, etc. Así neutralizamos mejor, nos parece, ciertos riesgos de instrumentalización al servicio de tapar agujeros del desmontaje del incipientísimo bienestar logrado: como por ejemplo la Ley del Voluntariado, Encuentros estatales, Plan Nacional…

Con las definiciones positivas, -por lo que sí somos- nos autoidentificamos infinitamente mejor y evitamos acabar siendo lo que otras instancias de poder interesadamente quieren que seamos cuando nos definen. En fin, que el lenguaje nunca es neutral y la forma de llamar las cosas condiciona a lo así designado. De todas formas, para entendernos, tampoco tenemos inconveniente en utilizar el término, hecha la salvedad de las connotaciones que afirmamos.







Albert Nolan o.p. : Antiguo Provincial de los Dominicos en África del Sur. Creador en 1991 de la Revista popular del Instituto de Teología Contextual (Instituto Ecuménico de Sudáfrica). Su obra más conocida es “¿Quien es este hombre? Jesús antes del cristianismo”, publicada en Sal Terrae. Este cuaderno de lectura contiene un discurso que realizó en 1984 en el Instituto Católico de Relaciones Internacionales de Londres. “Crecimiento espiritual y opción por los pobres”, constituye hoy en día un material importante de reflexión para todos nosotros. 




En nuestro servicio a los pobres se produce el desarrollo real, que pasa por diversas etapas, de la misma forma como ocurre en las etapas de la oración. Por ejemplo, muchos de nosotros sabemos bastante acerca de las etapas de la humildad, de las cuales habló S. Bernardo. O las etapas de la caridad y amor que leímos en los libros espirituales. Ahora sugiero que en nuestro compromiso con los pobres hay una experiencia espiritual paralela que también pasa por diversas etapas, crisis, oscuridad, noches y días.










D. Jon Sobrino s.j. Teólogo de la liberación en el Salvador, profesor de la UCA (Universidad Centroamericana del Salvador). Director de la “Revista Latinoamericana de Teología”. A su paso por España en el mes de Febrero de 1997 compartió, en el Comité Ejecutivo de Manos Unidas, algunas de sus reflexiones sobre el compromiso y solidaridad de los cristianos/as en el mundo de hoy. En este cuaderno de lectura recogemos aquella charla.




Lo que diga yo ojalá nos ayude a todos a ver qué fibras de la humanidad estamos tocando, estas fibras hondas que mueve la humanidad, y cómo lo estamos haciendo. Esta primera parte puede resultar un poco teórica. En la segunda, más breve, diremos algo que algunos ya han oído: una fibra honda es "la ecología del espíritu".

 Brevemente, lo primero es en forma de telegrama: ante todo hay que ser reales. Es difícil decir qué significa ser real. Real no es ser fáctico. Ser real es estar en lo más denso de la realidad, estar activamente, aunque de diversas formas, dejarse afectar por lo más denso de la realidad, y reaccionar a aquello que sea lo más denso de la realidad. Si no hacemos eso, haremos cosas buenas e incluso santas, pero a lo mejor no somos reales. Yo tengo una pequeña obsesión con esta palabra que no sé traducirla: ser reales. A mí no me preocupa que seamos pecadores: eso pertenece a la condición humana. Ojalá no seamos grandes pecadores; pero ser pecadores, meter la pata alguna vez, equivocarse...; lo que me preocupa es ser irreal.

 Los seres humanos en el planeta, como especie animal, como especie que necesita comer, alimentarse, respirar, reproducirse, ¿cómo van? Algunos dicen que van muy bien y que somos tantos que ese es el problema, y que el mundo se arregla con menos de la especie... Pero yo no creo que eso sea solución. Pero sobre todo lo que quiero decir es que se está creando en este mundo una sub-especie, la de los no existentes. 

Ya habéis oído esto dicho de otra forma: antes eran la mano de obra barata, eran una sub-especie, la explotada. Pero resulta que ahora dicen que es un lujo ser explotado porque supone tener un empleo, lo cual en países como España es un problema, todos sabemos. En países como Brasil o El Salvador eso no es que sea un problema, el no tener empleo es lo normal. Y según va la economía, el sistema de producción y la importancia efectiva que tiene la informática, por ejemplo, la mano de obra se hace menos necesaria: entonces son los no existentes, no los explotados, aquellos con los que no va a contar el sistema. Eso es tocar una fibra honda de la humanidad.
















Indice
Introducción. Siglas

Capítulo I. El marco histórico


1. Charles de Foucauld. Vocación, ideal y proyectos de fundación. –Vocación, ideal y misión. –El Padre de Foucauld, fundador. 


2. La realización histórica del ideal del Padre de Foucauld en los Hermanitos de Jesús . –René Voillaume. Manifestación progresiva de su vocación. –Tras las huellas de Charles de Foucauld. –La Fraternidad de El-Abiodh-Sidi-Cheikh.–Los años de guerra y de dispersión: la identidad de la Fraternidad se profundiza. –Del Islam al mundo obrero: la misión de la Fraternidad se dilata. –La hora de la expansión.


Conclusión.



Capítulo II. La enseñanza sobre la oración en René Voillaume, y sus destinatarios. 

–La apertura a múltiples requerimientos. –La verificación de una nueva etapa. –Los dos órdenes de destinatarios de las enseñanzas sobre la oración de René Voillaume. 

Conclusión.


Capítulo III. La vida contemplativa de las Fraternidades

1. «Una vida contemplativa peculiar». 

—La vida contemplativa. –La contemplación. –Contemplación y «vida contemplativa». 

—La vida contemplativa propia de las Fraternidades. –Separación y presencia. –La misión de las Fraternidades. –El apostolado silencioso. –Redentores con Jesús: el Sagrado Corazón de Jesús y la vida contemplativa de las Fraternidades.


2. «A ejemplo de Nazaret». 

—La vida de Nazaret. 

—Nazaret y la vida contemplativa de las Fraternidades. –La oración de las pobres gentes. –Nazaret y el desierto.


3. «Adoración de Cristo en el sacramento de la Eucaristía». –La Eucaristía en la vida del Padre de Foucauld. –La Eucaristía en la vida de las Fraternidades. –La lectura meditada de la Sagrada Escritura. 

Conclusión.

Capítulo IV. La dimensión contemplativa de la vida cristiana 


1. Dimensión contemplativa de toda vida cristiana. –La contemplación cristiana. –Vida cristiana y contemplación. –Influjo de la contemplación sobre la vida cristiana. –La espiritualidad cristiana y su evolución en relación a la contemplación.


2. El camino de la oración. 

—«Pensar en Dios amándole».

—Oración y conocimiento. –Fe, conocimiento y oración. –Valor y límites del conocimiento humano, en el camino de la oración. –La evolución del conocimiento en el camino de la oración.

—Oración y amor. –Amados por Dios. –«Amarás al Señor, tu Dios»... –Amor a Dios y desasimiento. 

—Aprender a orar. –La oración como búsqueda y acogida. –El valor de los métodos. –La relatividad de los métodos. –La preparación de la oración. 

—Jesús, el Camino de la oración. –Jesús, el Camino. –A Jesús, por las Escrituras. –A Jesús, en la Eucaristía. 

—La oración en la vida. –Vida y oración: en busca de unidad. –La oración continua. –La necesidad de un ritmo de alternancia.


3. La oración de las pobres gentes. –La situación de los pobres. –El camino de los pobres. Conclusión. 


Conclusión.


Introducción


La relevancia de un espiritual se pone de manifiesto por la contribución realizada, con su testimonio y su enseñanza, a la vida espiritual de los hombres de su tiempo y del porvenir. La historia de la Iglesia es rica en santos y espirituales que iluminaron la peregrinación de los miembros del Pueblo de Dios no ya desde la penetración intelectual del misterio cristiano –lo que es propio de los teólogos–, sino por la peculiar experiencia que de él hicieron.


Éste es el caso del Padre de Foucauld y el de la numerosa familia espiritual por él inspirada, la cual, según observaba Pablo VI, al estar «particularmente de acuerdo con las necesidades y las aspiraciones del mundo de hoy, parece marcar en la historia de la Iglesia un acto de la providencia» (Carta a Mons. Mercier, 1-12-66, «Jesus-Caritas» n.145, 1967,114). La experiencia de las Fraternidades de los Hermanitos y Hermanitas de Jesús estuvo, indudablemente, en la raíz de la vasta irradiación alcanzada por el mensaje espiritual del Hno. Carlos de Jesús.


Y será el P. René Voillaume quien, participando de esa experiencia de modo singular como fundador de los Hermanitos de Jesús, habrá de expresarla y, a la vez, iluminarla, con sus escritos y conferencias, en tanto se iba desarrollando. El influjo y la gravitación de su enseñanza se ven reflejados por la traducción de sus obras a diecinueve lenguas, así como por el hecho de que tantos «hombres y mujeres de los más diversos estados y condiciones» encontraran «en este mensaje la respuesta a sus más profundas inquietudes» (C. Castro Cubells, Prólogo a la edición española de L/I, XIX-XX). Pues han sido muchos, como atestigua J. Gomis, los que al leer lo escrito por Voillaume, «han visto concretar muchas cosas que intuían confusamente» (Vida y corrientes en la espiritualidad contemporánea, en Historia de la espiritualidad, 2, Barcelona 1969, 562).


Al ser la enseñanza del Padre Voillaume reflejo y expresión de una vida contemplativa llevada a cabo en el corazón de las masas, muchos laicos, sacerdotes y religiosos encontraron en ella un eco adecuado a sus aspiraciones y posibilidades reales de oración. Porque


«en realidad, la contemplación no es algo dado solamente a cartujos, clarisas, carmelitas... Ella es con frecuencia el tesoro de personas ocultas en el mundo [...]. La gran necesidad de nuestra época, en lo que a la vida espiritual se refiere, es poner la contemplación en los caminos [...]. Nosotros creemos que la vocación de estos contemplativos arrojados en el mundo y en la miseria del mundo, que son los Hermanitos de Charles de Foucauld, tiene en este aspecto una alta significación, y que se pueden esperar de ellos luces nuevas, en el dominio de la vida espiritual...» (J. y R. Maritain, Liturgie et contemplation, Brujas 1959, 76-78).


Estas consideraciones, que pertenecen a Jacques y Raïssa Maritain, están referidas a


«aquellos que, viviendo la vida del buen cristiano en el mundo» con todo lo que de ello se sigue, «están dispuestos a ir más lejos, porque su corazón arde por ir más lejos, y se encuentran impedidos por muchos temores y obstáculos más o menos ilusorios» (Le paysan de la Garonne, París 1966, 337).


Pues bien, estamos convencidos de que, en este sentido, la experiencia de las Fraternidades, compartida, iluminada y expresada por René Voillaume, tiene mucho que decir a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.


Uno de los temas más desarrollados por Voillaume en sus escritos y conferencias ha sido el de la oración, sin que pretendiera, sin embargo, formular una doctrina sistemática sobre la misma. Su interés estuvo más bien centrado, según veremos, sobre la búsqueda contemplativa de Dios en las condiciones concretas y complejas en las que debe recorrer este camino el hombre de hoy. Esto lo expuso, por una parte, en las enseñanzas y directrices que diera a los Hermanitos (y Hermanitas) de Jesús, en relación a la vida contemplativa de las Fraternidades. Y, por otra, en un nutrido conjunto de enseñanzas que atañen a la vida de oración de todo bautizado, cualquiera fuera su vocación y estado.


La decisión de estudiar las enseñanzas de René Voillaume sobre la oración tuvo que ver con el influjo que, según vimos, alcanzaron sus publicaciones sobre los hombres y mujeres de nuestro tiempo, como así también con lo esclarecedora y provechosa que había resultado para mi propia vida de oración la lectura de sus escritos. Por ello en 1980 abordé la investigación de este tema, de la que resultó, en 1983, mi tesina para la Licenciatura en Teología. Fue muy útil, para una mejor comprensión de su obra, el contacto epistolar que en esos momentos pude establecer con el P. Voillaume.


Pero mayor importancia tuvo aún el hecho de poder encontrarme con él en París, en julio de 1985 –con vistas al trabajo que pensaba iniciar para el doctorado en Teología–, y luego en Toulouse, en marzo del siguiente año. Fue en París donde me sugirió la lectura de El-Abiodh-Sidi-Cheikh, la obra que él mismo escribiera sobre la historia de las Fraternidades, con claras implicaciones autobiográficas. La lectura, el fichaje y la síntesis de esta obra de diez libros, contenidos en quince volúmenes, supuso varios meses durante los cuales conviví con los Hermanitos de la fraternidad de Rangueil (Toulouse) –donde, dicho sea de paso, había vivido Jacques Maritain los últimos trece años de su vida–. El carácter confidencial de esta obra –escrita para el solo uso interno de la Congregación–, y el hecho de no haber sido editados sino unos pocos ejemplares de la misma, demandaron esta prolongada y provechosa estadía entre los Hermanitos.


El conocimiento de esta obra cambió radicalmente la orientación de mi trabajo, al abrirme un panorama hasta entonces ignorado. El hecho de conocer la historia personal del padre Voillaume, así como la de los Hermanitos de Jesús, me permitió considerar el pensamiento de aquél en el marco de una mayor objetividad histórica y de su rica experiencia vital.


No menos providencial para la investigación que iniciaba fue la convivencia y el diálogo, en la fraternidad de Rangueil, con varios de los hermanitos que habían cumplido un papel singular en la historia de la Congregación: Frère André –quien formaba parte del grupo fundador–, René Page –sucesor de Voillaume en el gobierno de las Fraternidades–, y Michel Nurdin –el teólogo al que solía consultar–. Esto posibilitó un acceso distinto al autor investigado y a la historia misma de la Fraternidad, dándome otro tipo de objetivación respecto de lo ya conocido.


Si bien, como acabo de explicar, el origen del presente texto tiene que ver con la investigación realizada para la obtención del doctorado en Teología, al preparar este libro he procurado despojarlo de todo ropaje erudito, para facilitar de este modo una lectura más clara y fluída del mismo. Esto supuso, obviamente, entre otras cosas, una sustancial «poda» del aparato técnico que acompañaba la investigación en su origen.


El cuerpo del libro está formado por cuatro capítulos. He querido comenzar con una introducción histórica, que toma como punto de partida la vocación, el ideal y los proyectos de fundación del Padre de Foucauld, pues éste es el marco a partir del cual el P. Voillaume desarrollará tanto su vocación contemplativa como su reflexión en torno a la oración. Tras ello, recorriendo las diferentes etapas de la vida de René Voillaume, podremos apreciar también la progresiva constitución de la actual fisonomía de las Fraternidades. Esto habrá de favorecer una más justa comprensión de la enseñanza de Voillaume, al poder considerarla en su contexto, y conforme a una historia de la que también es fruto.


El breve capítulo segundo, titulado La enseñanza sobre la oración en René Voillaume, y sus destinatarios, continúa, en cierto sentido, al primero, aunque abordando más directamente los condicionamientos históricos por los que pasa la obra de Voillaume en relación al tema estudiado. Esto nos permitirá entender por qué los capítulos tercero y cuarto tratan, respectivamente, sobre la vida contemplativa de las Fraternidades y sobre la dimensión contemplativa de la vida cristiana. Estos dos últimos capítulos concentran, sucesivamente, la enseñanza sobre la oración dada por Voillaume, por una parte, a los Hermanitos de Jesús –en el marco específico y peculiar de su vocación contemplativa–, y por otra, a un auditorio más vasto y plural, que participa por igual del llamado a desarrollar la dimensión contemplativa de la vida cristiana.


Quisiera agradecer particularmente, antes de terminar, a D. José María Iraburu, bajo cuya afectuosa guía y consejo he llevado adelante esta investigación y a cuya generosidad debo la posibilidad de realizar esta publicación, y a mi amigo Fr. Michel Nurdin, pues a su constante asistencia e iluminación se deben, también, en gran medida, los frutos que haya podido obtener con mi trabajo.

















EL ABANDONO EN LA DIVINA PROVIDENCIA
Jean-Pierre de Caussado



El padre de Caussade (1675-1751), en cartas y pláticas a religiosas visitandinas, formula maravillosamente la espiritualidad del abandono confiado en la Providencia divina. Su enseñanza, incluso sus fórmulas verbales e imágenes, marcan con frecuencia a los autores espirituales posteriores, sobre todo a los franceses (Santa Teresita del Niño Jesús, dom Vital Lehodey, Garrigou-Lagrange). La vigenca actual de esta obra puede comprobarse en el gran número de ediciones que hoy tiene en diversas lenguas.









Conozca la historia de la mayor transformación experimentada por la sociedad humana desde el descubrimiento de la agricultura, la revolución que hizo posible el mundo tal como lo conocemos, las luces y las sombras de un progreso por el que muchos seres humanos hubieron de pagar un terrible peaje de sufrimiento y exclusión.
Busque sus raíces profundas en los lejanos tiempos de la Era de la Artesanía y observe cómo los talleres dejan paso a las fábricas en la Gran Bretaña del siglo XVIII. Embarqúese rumbo a la India y regrese con los barcos cargados de algodón prestos a alimentar la naciente industria textil británica.
Intérnese en los entresijos sociales de un proceso que tuvo triunfadores, como la burguesía o la nobleza, pero también perdedores, como los campesinos forzados a emigrar a la ciudad o a cruzar el océano en pos de las oportunidades que la tierra les negaba, los obreros sometidos a jornadas extenuantes a cambio de un salario miserable, o los niños que perdieron su infancia en los pozos de las minas o las galerías de las fábricas. Acompañe al proletariado organizado en su lucha por cambiar las cosas y repartir mejor los frutos del progreso.
Pregúntese si soportará nuestro mundo, hijo de la Revolución Industrial, la incorporación al club del desarrollo de países tan poblados como China, la India o Brasil: ¿se agotarán los recursos disponibles? ¿Entrará el medio ambiente en un proceso irreversible de deterioro? ¿O la humanidad será capaz de salir del atolladero descubriendo nuevos recursos y nuevas fuentes de energía que aseguren el crecimiento y la prosperidad de nuestros hijos?

Una selección gratuita de los mejores libros para todas aquellas personas que quieran ser libres y responsables. Libros que son el pan de cada día para un mundo más justo y solidario

PUEDES LEER Y DESCARGAR MAS DE 1000 LIBROS GRATIS. EN PANTALLA APARECEN SÓLO LOS ÚLTIMOS LIBROS

LOS LIBROS ESTÁN EN FORMATO PDF. SI DESEAS CONVERTIRLOS A FORMATO EPUB PUEDES DESCARGARTE ESTA APLICACIÓN GRATUITA:



AVISO LEGAL: Los archivos de texto electrónico expuestos en esta página tienen por único objeto promover y difundir valores culturales y solidarios para la mayoría de la humanidad empobrecida. Millones de personas no podrían acceder de otra manera a este tesoro cultural que pertenece a toda la humanidad. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos. Solo se colocan enlaces para acceder de manera libre y gratuita a los libros que en distintos blog, web, sitios y lugares de Internet han sido subidos. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a quitar el enlace.
Para más información escribe a freyalamillo@gmail.com

Páginas vistas en total